El oculto equilibrio de las cosas.

Ha llegado el tiempo de una segunda Edición. Gracias a quienes me acompañaron con la primera. Hemos elegido la nueva portada!!! También quiero compartir con Uds. QUe la segunda edición contiene varias páginas nuevas y algunos nuevos temas que no habían sido profundizados y que merecen un espacio, como por ejemplo Hacerle lugar a los …

“Misión Cumplida” (acompañar el ocaso)

Es la 01:00 a.m. Me despertaron los gritos de mamá en su ventana: ¡hay ladrones en el balcón! Corro a su habitación y descubro que algo obstaculiza la entrada, empujo lentamente y veo que hay varias sillas bloqueando el paso y que no están allí por accidente, sino que fueron puestas para protegerla. Despejo la …

Acompañar el ocaso II

Hoy Andrea, mi hermana, llevó a mamá al oftalmólogo. En verdad buscábamos una segunda opinión porque teníamos noticias desalentadoras. Se confirmó el diagnóstico: su vista se ha reducido drásticamente, y es progresivo. Con suerte podremos detener el proceso con un tratamiento agresivo e incierto. Por el momento sólo podemos ver la parte negativa de la …

¡Urgente! ¡Necesito un enemigo!

“Cuando entendí a mi enemigo lo suficiente como para vencerlo, en ese    momento, también lo amaba.”              E. Wiggin (Ender)         Existen muchos tipos de enemigos. Algunos son humanos, otros no. Estos últimos suelen, sin embargo, tener alguna vinculación con lo humano. Por ejemplo: los virus, bacterias, células malignas, crisis económicas, …

Día de la Mujer

Sé que este día representa la memoria de un triste evento en el que muchas trabajadoras perdieron la vida en el contexto de reclamos por mejores condiciones laborales. Hablan de una centena de mujeres que murieron quemadas en una fabrica textil de Nueva York cuyas puertas habían sido  trabadas con cadenas para obligarlas a cumplir …

Acompañar el ocaso

Mi madre se despierta más dolorida que de costumbre. Como es usual, no recuerda sus sueños, pero debe haber soñado algo que la angustió. Empieza a llamar: ¡Hola! ¿Hay alguien? —Buen día mamá. —Me presento en su cuarto. Se sorprende, quizás de darse cuenta de que soy el hijo. Siempre tengo la precaución de saludarla …

Los psicólogos también lloramos

     Recuerdo la primera vez que lloré mientras atendía a un paciente; han pasado ya veintitantos años de aquel extraño día. Era un muchachito de escasos diecinueve años. Inteligente y con un maravilloso sentido del humor, sin embargo ese día no se lo veía animado como otras veces. Ya había perdido parte de la …

Nada sobra y nada falta

      Una capa pesada y oscura la protegía de la curiosidad morbosa. Sin embargo, a pesar del atavío, conservaba algo leve y etéreo. Cuando llegué permaneció inmóvil frente a la mesa. Ni siquiera giró su rostro para saludarme. Pude vislumbrar  no más de un par de centímetros de su mentón tras la capucha. …

La espera

  Entramos a una enorme habitación, sin paredes ni techo. Debía tener kilómetros de largo. El piso era la pura tierra y algunos pastizales. Lo único que había en la habitación era una enorme cantidad de sillas, como esas de los viejos bares de Corrientes. Todas vacías, al menos, esa fue mi primera impresión.    …

Diario de un psicólogo 2

No todos vienen para estar mejor… Cuando era un joven profesional, estrenándome como psicólogo, fui a supervisar un paciente y un comentario de mi supervisora me dejó totalmente perplejo cuando afirmó: “No creas que todos los que acuden a terapia lo hacen para estar mejor…” Qué significaba eso? ¿que había personas que iban para qué? Mi fe …